Blog
TERAPIA CON PERROS

Queridas familias, este viernes hemos ido al centro de día Sisae para compartir un buen rato con nuestros amigos los abuelos y asistir a una terapia con perros. Esta vez nos hemos animado los niños de 1 a 2 y acompañamos a los mayores de excursión. Salimos de clase y nos colocamos en la cuerda de manera ordenada y el trayecto se nos pasó en un periquete: cantando canciones, saludando a la gente que estaba paseando, dando las gracias a los coches cuando pasábamos por los pasos de peatones…

Al llegar saludamos a nuestros amigos  y nos sentamos expectantes para ver la sorpresa que nos tenían preparada. La protagonista se llamaba Nora. Era una perra muy buena, a la que saludamos con mucho cariño y todos juntos hicimos un recorrido de psicomotricidad con ella: teníamos que pasar por debajo de un palo, atravesar un aro, saltar una valla… Y animando a Nora a que lo hiciese con nosotros. Después, de uno en uno, la peinamos, le echamos colonia… Y hasta le pusimos pinzas y un lazo en la cabeza.

Gracias a estas actividades podemos observar una gran evolución en la manera de relacionarse que tienen los peques con los animales. Los niños que en el primer taller se asustaban o no sabían muy bien de qué manera acariciar al animal, ahora ya son ellos mismos los que se acercan y tienen muchísimo cuidado en tocarlos. Alguno que otro se va diciendo a sí mismo: despacito, despacito…

En cuanto a los abuelos, da gusto ver cómo se conocen ya. Nada más llegar, un niño les contó que se había hecho una pupa en el parque, otro les invitó a venir a jugar otro día a nuestro patio… Y todo de manera espontánea. Los abuelos también nos cuentan muchas cosas, nos hablan de sus nietos y recuerdan muchas aventuras.

Fue una experiencia que nos enriqueció a pequeños, mayores y profes.

Y ahora… ¿Cuál será nuestra siguiente aventura? ¡Buen fin de semana familias!


















No hay comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *