Blog

Manipular y experimentar con pintura es muy bueno en el desarrollo motriz y creativo de los niños. Lo bueno de la pintura es que se puede adaptar a las posibilidades de cada niño y a sus capacidades motoras, por lo que desde pequeños (usando pinturas “comestibles”) hasta ya grandecitos se pueden divertir pintando y coloreando.

Pintar con pinceles requiere una motricidad fina que los más pequeños todavía no han desarrollado, pero eso no significa que no puedan pintar, hay muchas maneras divertidas de hacerlo, por eso hemos pintado con tenedores de madera. Fue muy divertido!!

Os dejamos algunas fotos 


No hay comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *