Blog

Hoy hicimos un taller divertido, que consistió en plantar una semilla de legumbres (lentejas) en un tarro de yogur donde anteriormente habíamos puesto un poco de algodón. Con esta actividad los niños entenderán el proceso y las partes que tiene una planta y además es una actividad motivadora ya que se sentirán responsables del cuidado y el crecimiento de su propia planta. Los materiales que hemos necesitado son algodón, lentejas, agua y recipientes de yogures

Comenzamos explicando porque crecen las plantas y las partes que tiene cada planta a la vez que se fomentará el cuidado por la naturaleza.

Una vez que  teníamos todos los materiales se llenaron los recipientes de algodón (con la mitad del recipiente es suficiente), introducimos la semilla en el algodón a unos dos cm de la superficie. las hemos regado  y la hemos puesto en un lugar luminoso y cálido

En el plazo de dos o tres días la semilla se irá hinchando y surgirán dos hojas pequeñas, eso significará que nuestra planta ya ha brotado y nuestro experimento ha sido un éxito.

A partir hoy, todos los días dedicaremos unos minutos para que los niños rieguen su planta siempre con poca cantidad de agua simplemente para mantenerla húmeda y para observar el cambio y el crecimiento de las plantas.

Este experimento es muy motivador para los niños, es una forma fácil, lúdica, divertida y económica de enseñar a los niños el crecimiento de una planta y la importancia del cuidado de las plantas y la naturaleza en general.

 

No hay comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *