Blog

Los niños  están inmersos en un mundo de sensaciones y experiencias que van asimilando y almacenando a modo de conocimientos. Mediante el juego simbólico, los pequeños pasan de ser espectadores de la realidad a ser los verdaderos protagonistas y evocar acontecimientos y situaciones ya vividas para trasladarlas a su juego. Esto les ayuda a comprender su entorno, organizar conocimientos y desarrollar habilidades como la memoria, atención, imaginación y creatividad, tan importantes en estas edades.
Esta vez les hemos ofrecido una actividad en la que, además del juego simbólico trabajamos la psicomotricidad fina.
Primero preparamos el material cuidadosamente: colchonetas, cambiadores, tiritas… Y lo más importante: ¡Los bebés con heridas!
Los mejores doctores están en Pasitos. Menuda precisión, mimo, cuidado… A veces se les atrancaba un poquito las tiritas, por eso de abrirlas ellos mismos (sí, nos gusta ponérselo difícil) pero cuando se trataba de curar a los bebés… Era todo dulzura.
¡Atentos a las caras de concentración que tienen estos pequeños doctores!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

 

2 Comentarios

Cris

2017-03-06 21:41:24 Responder

Cuanta pasión! !!!!Silvia tiene clarísimo que ante una urgencia hay que llamar al.112 jajajaja

    María

    2017-03-24 19:59:06 Responder

    JAjaja, Silvia tienen claro todo!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *