Blog

Queridas familias,

Este viernes hemos realizado un taller de cocina en el que elaboramos unos bizcochos de yogur. Una vez elegida la receta, comprado y preparado los ingredientes, entre todos preparamos el rico pastel. Dani fue el encargado de hornearlo en la cocina y avisarnos cuando estuvo listo. Nos lo comimos de postre y estaba riquísimo!

La cocina y los niños siempre han sido dos conceptos que han estado muy unidos. Que si fruta, verduras, poca grasa, pocos dulces…siempre estamos pendientes de qué comen. Pero los tiempos cambian y estamos en una época donde implicar  a los niños en las labores domesticas cotidianas conlleva numerosos beneficios.

Los beneficios de la cocina en los niños son verdaderamente sorprendentes. Desde Pontepasitos pensamos que la cocina es un lugar motivador para enseñar y desarrollar las destrezas de los más pequeños. Podemos aprovechar   la cocina para pasar tiempo en familia, esto implicará reforzar el vínculo emocional a la vez que fomentamos la autonomía de los niños. Que los involucremos en nuestros tiempos de cocina les aportará grandes beneficios:

  • Desarrollo de la comunicación y adquisición de nuevo vocabulario. Durante la elaboración de una receta debemos mantener conversaciones, aprenden a escuchar y a razonar además de manejar palabras nuevas.
  • Mejora la confianza en sí mismo. Al realizar tareas reservadas a mayores.
  • Es divertido y un elemento motivador. El principal objetivo que es que disfrutemos juntos, hemos de pasarlo bien cocinando y manchándonos.
  • Conocen los nutrientes. Al cocinar descubren los nutrientes que tienen cada alimento.
  • Trabajo en equipo. Cooperar es muy importante.
  • Aprenden nuevas texturas. Los niños manipulan diferentes alimentos, en su mayoría crudos, gracias al contacto con ellos descubren nuevas texturas.
  • Trabajar la motricidad fina y gruesa. A través de uso de los utensilios de cocina y el manejo de ingredientes los niños pueden desarrollar su motricidad fina y gruesa. Algo fundamental en las primeras etapas del crecimiento.
  • Se atreven a probar nuevos alimentos. El hecho de que ellos elaboren sus recetas y estén involucrados en su alimentación les animará a probar nuevos alimentos. Al manipularlos se sienten motivados a probarlos. Es más fácil acercarse a lo conocido que a lo desconocido.
  • Autonomía. Después de realizar recetas conjuntamente, los niños empiezan a desarrollar una autonomía que les ayudará a realizar tareas tan sencillas como pelar un plátano o echar azúcar a la leche.

Son muchos los beneficios de cocinar juntos. Antes de los doce años, debemos acercarnos al mundo de la cocina de manera sencilla y divertida, a partir de los doce años podemos empezar a realizar recetas más elaboradas además de colaborar en la elaboración de las comidas en casa así como comenzar a realizar nuestras propios desayunos, meriendas o cenas.

A continuación os mostramos algunas fotos del taller de hoy:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No hay comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *