Blog

Hoy en Pontepasitos hemos dejado fluir la inspiración. Como cada viernes dedicamos el horario de actividades a realizar una taller sensorial. Hoy le ha tocado el turno a la expresión artística y hemos decidido acompañarla con música.

«El color es un medio para ejercer una influencia directa sobre el alma. El color es la tecla. El alma es el piano con muchas cuerdas. El artista es la mano que por esta o aquella tecla, hace vibra adecuadamente el alma humana».

Kandinsky

El sonido y el color son vibraciones en distintos campos y que recibimos de distintos sentidos: el oído y la vista. En ellas puede haber una relación específica, relaciones de vibraciones armónicas que nos transmiten un millón de emociones.

Ritmo, armonía y color son adjetivos que se aplican indistintamente a estas dos disciplinas artísticas, pintura y música y donde se encuentra el origen de la abstracción. En nuestra escuela hemos decidido llevar a cabo un taller en el que combinamos estas dos disciplinas. Preparamos todas las paredes de la sala de usos múltiples con papel blanco, dispusimos las pinturas y pinceles en el centro del aula y dejamos que la música llenara todo el espacio haciendo mover nuestro cuerpo al ritmo de «soul» mientras pintábamos libremente.

Al hablar de música se recurre, a menudo, a expresiones como colorido, notas luminosas o sombrías, paleta sonora y otras de este tipo.

Según Kandinsky, un cuadro debe estar compuesto como una sinfonía, y debe percibirse como una sinfonía de los sentidos y de los colores. Así que a continuación os dejamos un vídeo musical en el que podréis ver lo bien que lo pasamos creando nuestra obra de arte con mucha creatividad.

 

 

 

No hay comentarios!

Deja un comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.
Los campos necesarios están marcados *